Chip Hospital Chip Hospital

Dietética y Nutrición

Una dieta incontrolada no es la respuesta para bajar de peso.

En el Servicio de Nutrición y Dietética del Complejo Hospitalario CHIP le orientamos para que consiga un peso saludable, estudiando y corrigiendo los hábitos erróneos en la alimentación, cambiando los patrones usuales de comida y aconsejándole en el tipo de actividad física que debe practicar para adelgazar y mantener el peso apropiado en cada persona.

Este proceso puede complementarse con técnicas de control de estrés y apoyo psicológico.

Tratamientos Nutricionales

Nuestro Objetivo es solucionar posibles alteraciones de la alimentación, prevenir enfermedades, diabetes, obesidad, hipertensión y orientar nutricionalmente en las distintas etapas de la vida (embarazo, lactancia, infancia y adolescencia, menopausia, vejez y deporte). En este sentido, ofrecemos:

Dietas Personalizadas
– Obesidad
– Acidez
– Ácido úrico
– Colesterol
– Anorexia
– Falta de apetito
– Diabetes
– Hipertensión
– Hipertriglicemia
– Osteoporosis
– Anemia ferropénica
– Estreñimiento/Diarrea
– Hipocalóricas/Hipercalóricas
– Intolerancias o alergias alimentarias

Dietas Fisiológicas
– Embarazo – Lactancia
– Infancia – Adolescencia
– Menopausia
– Edad avanzada
– Deporte

Metodología

Primera Consulta

Es la más importante, en ella se recopilan los datos necesarios para decidir y planificar el estudio nutricional adecuado.

  1. Se entrevista al paciente para conocer su historia clínica (enfermedades, intolerancias o alergias alimentarias, medicación actual, antecedentes familiares, análisis sanguíneos, etc.)
  2. Se realiza un estudio de hábitos alimentarios para analizar gustos, horarios, consumo calórico, etc.
  3. Se toman las medidas corporales (peso, talla, perímetro de cintura y cadera, pliegues cutáneos, porcentaje de grasa…) necesarios para conocer la complexión del individuo y la composición corporal muy útiles para valorar la evolución de la estrategia dietética en sucesivos controles.
  4. Se elabora la pauta dietética.

Segunda Consulta

Se observan los cambios que el paciente ha experimentado

Se evalúan los objetivos alcanzados: recomendaciones que se han llevado a cabo, pérdida de peso, grasa, colesterol… y se realizan las modificaciones o ajustes necesarios, al tiempo que se da respuesta a sus posibles dudas.

Se hace hincapié en los cambios de conducta y en los hábitos alimentarios para una evolución correcta a largo plazo.